Saca el mayor partido a tus fotografías para el currículum vitae

Saca el mayor partido a tus fotografías para el currículum vitae

La expresión del rostro da información sobre tu personalidad a la empresa.

Hace unos días hablábamos sobre cómo debía ser la fotografía de un currículo aunque aplicado únicamente a las féminas. Hoy, le ha llegado el turno a los hombres porque, tal y como decíamos, aunque las diferencias entre una y otra son mínimas pero importantes.

Y es que aquello de que los hombre son de Marte y la mujeres de Venus, puede ser cierto. Sin embargo, también compartimos ciertos aspectos relevantes a la hora de escoger una foto para nuestro curriculum vitae.

Lo principal, chicos, es concentrarse en proyectar la imagen que la empresa esta buscando. Por ello, resulta fundamental documentarse acerca del puesto al que aspiras y sobre cuál es el espíritu de la empresa. ¿Por qué? Porque no es lo mismo la seriedad que la naturalidad.

Es decir, si tu puesto esta vinculado con el trato con el público, dependiendo del puesto, la naturalidad y el don de gentes serán rasgos que se busquen en la entrevista. Si por el contrario esta ligado más hacia la dirección de un grupo o un puesto de responsabilidad seguramente busquen una imagen de firmeza, sobriedad y seguridad.

No obstante, antes de llegar al momento con el entrevistador, la empresa probablemente se enfrentará a un volumen considerable de currículos y la primera impresión que le llegará sobre tu persona será esa foto que escojas, por tanto, cuida tu presencia.

Olvida la espontaneidad o, mejor, déjala para la entrevista. Elimina la vestimenta extravagante y ni que decir tiene que los piercings, pendientes o tatuajes. Muestra una imagen fresca, natural o formal, según el caso, y saca del armario ese traje, camisa o suéter que haga resaltar tus ojos y tono de piel. Olvida los tonos demasiado oscuros, las corbatas con estampados imposibles y saca a pasear tu mejor sonrisa.

Y es que éste es otro de los aspectos importantes. Tu rostro debe estar relajado pero firme. Escoge un día en el que estés especialmente alegre para hacerte la fotografía porque eso es lo que reflejará en ella, lo creas o no, incluso si no sonríes. Además, deberá estar despejado, así que si lo tienes muy largo -hasta el punto de cubrirte el rostro- es el momento de cortarlo. No hace falta que sea corto, tan sólo lo necesario para que la cara aparezca despejada.

Un truco que utilizamos las mujeres para disimular los defectos y que os puede servir es el maquillaje. Lo creáis o no el maquillaje no es un recurso exclusivo para las féminas. Los polvos pueden eliminar los brillos, el tapa ojeras o el corrector puede serviros para iluminar vuestro rostro sin restaros naturalidad.

Foto de Orkla.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...