Referencias laborales

Cuando buscas un empleo y llegas a las últimas instancias de selección es posible que el potencial empleador te solicite “referencias laborales”, prepara esta información y consigue el empleo.

Solicita tus referencias laborales al dejar cada empleo y lleva registro de esta valiosa información

En algún momento durante tu búsqueda de trabajo, un empleador potencial puede pedir referencias. Por lo general, será cuando la empresa está seriamente interesada en contratarte t es importante estar preparado para proveer una lista de referencias de empleo que pueden dar fe de las competencias y cualificaciones que tienes para el trabajo que estás solicitando.

Planea con anticipación y obtén tus referencias en orden, antes de que te las necesite para ahorrar tiempo luchando para hacer una lista en el último minuto. Ten en cuenta que las buenas referencias pueden ayudarte a hacerte con una oferta de trabajo, así que, asegúrate de tener una importante lista de referencias que están dispuestos a dar fe de tu capacidad.

Cómo pedir una referencia

No utilizar a alguien por una referencia a menos que tenga su permiso. Necesitas estar seguro de que estás pidiendo a la gente apropiada para escribir una carta de referencia o para darle una referencia verbal. También es necesario saber cuál es el dador de referencia y que va a decir acerca de ti. La mejor manera de abordar esto es pedir que el escritor de referencia si le importaría revisar el tipo de posiciones que tú solicitas para que puedan adaptar tu referencia laboral de manera que logre adaptarse a las circunstancias.

A quién pedir una referencia

Ex jefes, compañeros de trabajo, clientes, proveedores y colegas hacen buenas referencias profesionales. Lo mismo ocurre con los profesores universitarios. Si apenas estás comenzando en la fuerza de trabajo o si no has trabajado desde hace tiempo se pueden utilizar caracteres o referencias personales de personas que conocen tus habilidades y atributos.

Política de referencia de la empresa

Ten en cuenta que algunos empleadores no proporcionan referencias. Debido a las preocupaciones acerca de litigio, sólo proporcionará puesto de trabajo, fechas de empleo, y la historia salarial. Si ese es el caso, debes ser creativo y tratar de encontrar escritores de referencia alternativos que estén dispuestos a hablar con tus calificaciones.

Has una lista de referencia

Crea un documento con la lista de sus referencias que no se debe incluir en su currículum. Por el contrario, crea una lista de referencia independiente en el mismo papel que usaste para tu currículum y tenla preparada para dar a los empleadores cuando te entrevistas. Con tres o cuatro referencias, junto con tu puesto de trabajo, el empleador, y la información de contacto es suficiente.

Una vez que hayas hecho tu lista de referencia, verifica dos veces para evitar un error tipográfico en el número de teléfono de la referencia o algún otro tipo de problema que impida al empleador comunicarse para obtener tu información.

Solicita una carta de referencia

Cada vez que cambies de empleo, has el ejercicio de pedir una referencia de tu supervisor o un compañero de trabajo. De esta forma, puedes crear un archivo de las recomendaciones de gente que no necesariamente puedes ser capaz de rastrear años más tarde.

Fotografía: 300td.org en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...