¿Qué hacer si estás sobrecualificado para un puesto?

Los titulados superiores abundan en un mercado laboral precario. ¿Qué deberías hacer si te postulas a un puesto en el que exigen una cualificación inferior? ¡Te lo contamos!

sobrecualificacion laboral

Aunque los datos de empleo son positivos en España, el mercado laboral se ha precarizado. Actualmente existen muchas ofertas para una cualificación baja o nula. También es cierto que muchas empresas no encuentran a los trabajadores que requieren, porque las universidades y cursos superiores no se han adaptado todavía a las nuevas tecnologías. Entre una cosa y la otra, la oferta de prácticas o contratos de base abunda. Y esto hace que muchos trabajadores con experiencia se sientan con dudas o no sepan cómo candidarse a una oferta en la que estarían overqualified. A continuación te damos algunas ideas.

¿Es el trabajo que quieres?

Decidir inscribirte en una oferta en la que los requisitos son inferiores a los que tú tienes no es algo malo. Sin embargo, sí se convertirá en algo negativo si realmente no quieres ese puesto de trabajo. De hecho, es muy probable que con esa actitud acaben descartándote en la entrevista. Por eso, antes de preparar una carta de presentación y de invertir tiempo en el proceso de selección conviene analizar los pros y contras. Quizás estés ahí porque has decidido cambiar de sector. Quizás porque crees que vale la pena empezar de nuevo en otro sitio. O simplemente te apetece cambiar de aires.

Si es por descarte, y no te molestas en mostrar una actitud interesada, tal y como está el mercado, la empresa decidirá en invertir en profesionales con ganas. Es cierto que muchos salarios no son demasiado motivadores, pero también es verdad que en muchas ocasiones, empezar por la base supone ganarse la confianza de los encargados con el tiempo y ascender. Así que, puede ser un buen momento para arriesgarse, con un poco de suerte.

Overqualified no significa no apto

Hay muchas personas que se autodescartan porque en el puesto de trabajo requieren de una titulación inferior a la que tienen. Adaptar el currículum y dejar claro en la carta de presentación que no te supone ningún problema formar parte de la empresa en una categoría inferior por motivaciones propias es una gran fórmula para convencer al reclutador. De hecho, puede que se lo planteen desde otro punto de vista y pases de ser un candidato al que tú mismo definías como descartable al mejor candidato posible. Lo que está claro es que debes ser tú mismo quien más se valore y si eres capaz de transmitirlo tendrás buena parte del esfuerzo ganado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...