Prepárate para las preguntas excéntricas de la entrevista

Preguntas difíciles y las mejores respuestas posibles, evitando la sorpresa de una pregunta inesperada.

Aprende a sortear las preguntas espinosas de la entrevista

El resultado de una entrevista de trabajo proviene de muchas cosas, desde las primeras impresiones que realices con tu apariencia física (lenguaje corporal) a lo bien que puedas comunicar y responder a las preguntas. No sólo las preguntas previsibles, tales como “¿Cuáles son sus mayores fortalezas/debilidades?”, sino también las preguntas fuera de lo común que pueden hacer que los nervios traqueteen y te dejen aturdido en cuanto a cómo responder diplomáticamente y profesionalmente.

Las preguntas difíciles rara vez persiguen una “respuesta adecuada” sino que están ideadas para que el empleador pueda apreciar cómo el entrevistado / candidato es capaz de manejar situaciones difíciles e imprevistas y de qué manera resuelve estas situaciones y encuentra soluciones. ¿Eres de los que se ponen nerviosos y pierde capacidad de comunicación cuando queda perplejo con una pregunta extraña o te quedas tranquilo, frío y sereno y eres capaz de mantener la confianza y una actitud positiva?

No hay forma real de prepararse para las preguntas inesperadas porque son “poco convencionales”, pero lo que puede hacer es asegurarse de que tu comunicación y las respuestas a estas preguntas dejen un mensaje positivo que ayude a la empresa a desarrollar la mejor impresión posible de ti.

Aquí están algunos consejos para ayudarte a mantener una comunicación positiva y compostura durante las entrevistas de trabajo, independientemente de cuáles sean las preguntas:


Pensar en positivo y mantener el tono y las respuestas positivas.

Tu misión es hacerte deseable para el empleador en base a tu experiencia, talento y habilidades. Si te enfocas en lo que tienes para ofrecer y expresas la confianza y un tono positivo, el empresario desarrollará una mejor impresión en tu favor que si toca los puntos negativos que pueden hacer que seas menos favorable de un candidato. Incluso cuando se hacen preguntas acerca de tus debilidades, tu misión es la de abordar la cuestión de manera directa e inmediata que a su vez tenga un tono más positivo, tales como cómo ibas a funcionar en caso de problema y resolverlo.

No repetir lo negativo.

El hecho de que un empleador posicione una pregunta de un modo específico que puede connotar lo negativo, todavía puedes cambiar el enfoque con tu respuesta. Por ejemplo, evitar decir “Mi mayor debilidad es ….” En cambio, responde intentando mostrar cómo te has esforzado para abordar el problema y cómo ha ayudado a tener éxito. Este enfoque ayuda a enfrentar la pregunta que puede volverse desfavorable pero pone el foco del mensaje clave en un área que es una ventaja para ti.

Fotografía: bpsusf en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...