Los 4 puntos básicos para destacar en una entrevista de trabajo

Las entrevistas de trabajo son un paso del proceso de selección en el que debemos destacar nuestros puntos fuertes y diferenciarnos de otros currículos. Estos cuatro puntos tópicos aparecen en todas las entrevistas pero pueden hacernos destacar entre otros candidatos.

Happy businessman shaking hands with a female interviewer in office

Las entrevistas de trabajo son uno de los pasos decisivos a la hora de conseguir un empleo, ya que permiten ver a los reclutadores qué persona se esconde detrás de un currículo atractivo. No obstante, después de conseguir una entrevista de trabajo, los candidatos puede sentir estrés y mucha ansiedad ante la perspectiva de no conseguir un puesto que ahora parece más cercano; algo que puede controlarse al prepararse las entrevistas.

Para bordar una entrevista laboral es necesario preparar este proceso de selección y conocer mejor a la empresa, el puesto al que nos presentamos y aquellos aspectos de nuestra experiencia o formación que queramos destacar al ser adecuados o enriquecedores para la empresa. Al fin y al cabo, la mayoría de entrevistas de trabajo recaerán en los mismos tópicos o temas de interés; unas preguntas habituales que pueden trabajarse antes para estar relajados durante la entrevista y poder llevarla a nuestro terreno.

Tanto si no has tenido mucha experiencia en materia de entrevistas laborales como si hace mucho tiempo que no te presentas a una, estos son los cuatro puntos que cualquier profesional debería preparar antes de acudir a una entrevista de trabajo:

1. Ser un buen líder

Los reclutadores buscan a personas con capacidad para liderar equipos de trabajadores, alguien que pueda llevar las riendas de un proyecto colectivo y sepan desenvolverse en este ambiente de trabajo. Si bien las técnicas de liderazgo no suelen compartirse, en una entrevista de trabajo sí podemos comentar experiencias en trabajos en equipo o cómo hemos ayudado a compañeros en sus labores. Destaca el papel que has jugado y tu disposición a entenderte con otros trabajadores, pues las empresas buscan trabajadores que quieran trabajar para su éxito.

2. La inteligencia emocional

Los empleados deberían destacar con más frecuencia su capacidad en el plano emocional, pues se trata de una fortaleza que no aparece en los currículos. Destacar situaciones que involucraron emociones con compañeros o clientes y cómo contribuimos a resolverlas de la mejor forma puede darnos puntos frente a otros candidatos. Tener empatía, describir cómo se ayudó a la persona y se convirtió una situación negativa en positiva es muy valorada en las empresas.

3. Comprender y compartir el camino de la empresa

Además de comprender el puesto de trabajo ofertado, es necesario tener clara el área donde trabaja la empresa, sus funciones, logros y la misión de esta compañía. Durante la entrevista de trabajo, puedes destacar por qué quieres trabajar en esta empresa, los valores que compartís o el objetivo común que tenéis. Demuestra que has hecho una búsqueda previa de la misión empresarial, pero también que quieres trabajar en una compañía en la que compartes valores.

4. Compromiso a largo plazo

El mercado laboral es más dinámico que nunca y algunos talentos jóvenes se van con la rapidez con la que han llegado. Muestra que tú eres diferente y estás dispuesto a hablar de una relación laboral a largo plazo para que te tengan en mayor consideración. Destaca tus ganas de formar parte de la empresa y continuar durante varios años desarrollando tu carrera. Deja claro que buscas un trabajo estable y a largo plazo, porque te comprometes con el éxito de la empresa.

Imagen: © racorn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...