Los 12 tips para dar la mejor impresión en una entrevista de trabajo

Dar una buena impresión es fundamental para conseguir destacar en una entrevista de trabajo, pues los reclutadores buscan conocer a la persona más allá de su perfil profesional. Si quieres ser tenido en cuenta para el puesto vacante, apúntate estos 12 tips para impresionar.

Recruiters checking the candidate during a job interview at office

Las entrevistas de trabajo son uno de los pasos de la búsqueda de un empleo que generan un mayor estrés en los trabajadores, puesto que es el momento en el que los reclutadores valoran las aptitudes personales de aquellos currículos vitae más adecuado al puesto ofertado. “Mi perfil laboral ha gustado a los reclutadores, pero ¿gustaré como persona? ” es una pregunta que suelen hacerse los candidatos llamados a una entrevista de trabajo.

Prepararse la entrevista de trabajo es fundamental para causar una buena impresión, pero son los pequeños gestos los que pueden terminar inclinando la balanza hacia un lado u otro. Por muy acertadas que sean las respuestas de un candidato que se presenta tarde, en ropa deportiva, que revisa su móvil mientras es entrevistado y no agradece la oportunidad presentada; difícilmente será seleccionado por el reclutador.

Si estás pendiente de un proceso de selección y quieres que el entrevistador te tenga entre sus candidatos favoritos para ocupar un puesto vacante, aplícate estos 12 consejos para causar la mejor impresión a un reclutador durante una entrevista de trabajo:

1. Cuita tu aspecto físico

Una buena parte de la información que obtienen los entrevistadores es a través del aspecto físico de los candidatos en una entrevista de trabajo. Es importante que te asegures de proyectar la imagen que quieres dar y que eres la mejor versión de ti mismo durante la entrevista de trabajo. Opta por un peinado sencillo que deje ver bien tu cara, elige cuidadosamente la ropa (sin manchas o rasguños) y unos accesorios discretos para transmitir una imagen profesional. Ningún entrevistador te tomará en serio como candidato si tu no te tomas en serio la entrevista de trabajo.

2. La preparación es básica

Los entrevistadores deben ver a muchos candidatos antes de tomar una decisión, así que lo último que quieren es derrochar su tiempo. Para hacerles sentir que ha valido la pena entrevistarte y causar una buena impresión debes llegar bien preparado al encuentro. Haz una investigación previa sobre la empresa en la que se incluya su historia, filosofía y necesidades para responder a todas las preguntas; pero también asegúrate de llevar todos los documentos –currículo, certificados, porfolio, etc.– que pueda pedirte el reclutador.

3. Llega puntual a la entrevista

La impuntualidad es un gran defecto a los ojos de un entrevistador, siendo este un motivo para no elegir a un candidato aunque su formación académica y experiencia sean adecuadas al puesto. Si tienes una entrevista de trabajo y llegas tarde, aunque sólo sea un par de minutos, ya has causado una mala impresión a tu interlocutor. Por ello, lo ideal es salir con un buen margen de tiempo por si te encuentras con atascos, problemas para aparcar o retrasos con el tren. Y si, por cualquier motivo llegas tarde a una entrevista, avisa de tu retraso antes de tu cita.

4. Demuestra tus buenos modales

Las pequeñas fórmulas como “por favor”, “gracias”, “pase usted primero” asientan un precedente positivo en el entrevistador, generando sentimientos de confianza y agrado hacia esa persona. Saca a relucir tus buenos modales para conseguir una sonrisa de aprobación por parte del entrevistador. Asimismo, la humildad es fundamental para causar una buena primera impresión desde antes de entrar al despacho o sala donde te realizarán la entrevista de trabajo.

5. Da un apretón de manos firme

El primer contacto físico puede ser decisivo para un entrevistador. Si das un apretón demasiado fuerte el reclutador pensará que eres una persona dominante, amenazante o controladora; algo que podría ser negativo si no lo sabes corregir durante la entrevista. En cambio, quienes dan un apretón débil son tildados de inseguros y poco confiados. Así pues, para causar una buena impresión debes dar un apretón firme y seguro con una duración de 1 a 3 segundos. Prueba a practicar con familiares y amigos hasta dar con el apretón de manos perfecto.

6. Tu comunicación no verbal está siendo analizada

Los reclutadores de las empresas son unos expertos en la lectura de la comunicación no verbal, puesto que transmiten información mucho más veraz que las palabras. Tus gestos dicen mucho durante una entrevista de trabajo y el reclutador estará atento a ello. Para crear una buena primera impresión lo fundamental es mostrar una sonrisa genuina, dar un apretón de manos firme y mantener el contacto visual. Mantén la cabeza bien alta y siéntete orgulloso de quien eres, de tu formación y tus logros.

7. Controla tus nervios

Un candidato nervioso genera una impresión a los entrevistadores. Si te sientes intranquilo, evita todos aquellos gestos que puedan delatarte como tamborilear los dedos, mover la pierna o cambiar constantemente de postura. El mejor truco para ocultar los nervios durante una entrevista de trabajo la sonrisa: te hará parecer amigable, accesible, seguro y confiable ante los ojos del entrevistador, el tipo de persona con el que quieres trabajar a diario. Mantente positivo durante toda la entrevista de trabajo, ya que tener una actitud buena te acabará calmando.

8. Nada de móviles

Un pequeño descuido como no apagar el móvil antes de entrar a la entrevista de trabajo puede costarte un empleo. Nada te hará quedar tan mal como tener que apagarlo delante del reclutador porque está sonando o vibrando; transmitiendo que estás poco motivado a la hora de conseguir el empleo y que no respectas el tiempo que el entrevistador te está dedicando. Lo mejor que puedes hacer es apagarlo justo cuando llegues al edificio donde te harán la entrevista de trabajo.

9. Se tú quien inicie la conversación

Un poco de charla antes de empezar con la entrevista puede ayudarte a calmar los nervios y causar una buena impresión al reclutador. Puedes investigar un poco sobre la persona que te entrevistará o sobre la compañía en la que estás aplicando y empezar una conversación con ello; un detalle no muy intrusivo puede ser visto como interés por tu parte por incorporarte a la empresa. Si no, también puedes iniciar una agradable charla con “¿cómo ha ido su día?” y una buena sonrisa.

10. Presta atención al reclutador

La impresión que se formará el reclutador sobre tu persona se va forjando a lo largo de la entrevista de trabajo, incluyendo el momento de hacer preguntas y responder. Si un candidato está atento a lo que dice y responde acorde a ello, parece interesado en conseguir el puesto; mientras que aquellas personas a las que debe reformularse las preguntas o responden otro punto causan una pésima impresión. Para demostrar tu escucha activa puedes inclinarte un poco hacia el lado de la conversación.

11. Despídete de forma cordial

Una vez el entrevistador haya dado por concluida la entrevista de trabajo, no olvides agradecerle el tiempo dedicado a conocerte como candidato al puesto de trabajo y volver a estrecharle la mano con un apretón firme. Aprovecha el momento para reiterar tus ganas de trabajar en la empresa y ocupar el puesto de trabajo vacante. Jamás preguntes por tus posibilidades de empleo, cuándo te llamarán para comunicarte su decisión o la impresión que has causado porque arruinarás otro el trabajo que has hecho.

12. Se tú mismo

Durante un primer encuentro todos nos sentimos incómodos, nerviosos o ansiosos; pero si crees en ti y en tus habilidades como trabajador podrás apaciguar estos malos sentimientos. Respira hondo, relájate y sé tú mismo; porque si te sientes más cómodo el resto de personas también se sentirán mejor. Crear una buena primera impresión depende de la actitud que transmitas a tu interlocutor aún cuando este no esté pendiente de ti.

Imagen: © Wavebreakm

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...