Las 3 actitudes molestas en el trabajo que debes cambiar este 2017

La llegada del año nuevo puede ser una excusa para revisar nuestra actitud en la oficina y valorar cómo nos relacionamos con el resto de la plantilla. Cambia la percepción que tienen de ti en tu lugar de trabajo empezando por estas 3 actitudes muy molestas.

Businessman listenning to music at break

La llegada de año nuevo puede ser un momento estupendo para reflexionar sobre cómo nos relacionamos en nuestro lugar de trabajo, la impresión que deben tener los jefes de nosotros o cómo trabajamos con otros compañeros. Ten en cuenta que este es el momento perfecto para descubrir los malos hábitos que tienes en tu lugar de trabajo y cambiarlos, para así conseguir una mejor relación con el personal de tu oficina.

Las acciones que realizamos en nuestro trabajo son observadas atentamente por nuestros jefes y compañeros, quienes pueden formarse una mala impresión sobre nosotros a base de actitudes poco sociables por nuestra parte. Aunque no debemos preocuparnos en exceso por el ‘qué dirán’, lo cierto es que mantener actitudes positivas en nuestro lugar de trabajo nos ayudará a sobrellevar el día a día y a tener mejores relaciones con el resto de la plantilla.

Tampoco debes esforzarte en cambiar todas las malas actitudes de un día para otro, lo mejor que puedes hacer es centrarte en unas pocas rutinas algo evidentes pero molestas para mejorar la impresión que ofreces en tu lugar de trabajo. Si este 2017 quieres cambiar la percepción que tienen los demás de ti y lograr un mejor ambiente de trabajo, prueba a cambiar estas sencillas actitudes:

1. Estar todo el día con los auriculares: Algunas personas necesitan escuchar música en el trabajo para enmascarar el ruido de la oficina o para trabajar más concentrados. No obstante, otros compañeros pueden ver en este gesto una forma de evadirse de los problemas de la oficina. El hecho de estar desconectados de lo que sucede a nuestro alrededor no genera un ambiente ameno; por lo que, lo mejor, es limitar el tiempo que pasamos con los auriculares puestos. Además, aprovecha para interactuar con tus compañeros y entablar una relación.

2. No participar en las bromas: En los ambientes de trabajo más relajados, las bromas y chistes suelen ser bastante comunes. Por ello, quedarse al margen de estas gracias no nos ayudará a tener una mejor relación con el resto de la plantilla. Lo más recomendable es participar en algunas bromas poco a poco, empezando por charlas divertidas hasta hacer algún chiste. Tener una actitud divertida y relajada en los descansos hará que los demás te vean más accesible y confiable.

3. Tener los nervios a flor de piel: Un trabajador que manifiesta estrés laboral, siempre apurado de tiempo para entregar los proyectos, corriendo por la oficina… no es percibida con buenos ojos. La mayoría de los compañeros se mostrarán reacios interactuar con este tipo de trabajadores, porque contagian todas estas actitudes negativas. Según los expertos en relaciones laborales, es necesario cambiar nuestra rutina y desacelerarnos para dejar de parecer siempre ocupados.

Imagen: © pressmaster

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...