¿La sobrecualificación es beneficiosa para las empresas?

Las empresas son reticentes a contratar a trabajadores sobrecualificados por miedo a su marcha o a su poco compromiso. Sin embargo, un estudio ha demostrado que los empleados sobrecualificados son muy beneficiosos para las empresas siempre que sepan motivarles.

sobrecualificacion2

Los empleados sobrecualificados habitualmente son rechazados para un puesto de trabajo inferior a sus estudios y experiencia, porque una buena parte de los empleadores creen que estos profesionales querrán mejores salariales y más responsabilidades en poco tiempo. Asimismo, también existe el temor a que esta persona abandone su puesto de trabajo en cuanto encuentre una oferta mejor, por lo que no son empleados que vayan a dar estabilidad a la empresa.

Una teoría que también comparten muchos trabajadores en paro, especialmente egresados universitarios, quienes ‘ocultan’ formación que los convierte en sobrecualificados para un puesto para no verse eliminados de un proceso de selección de personal. Si bien es cierto que la mayoría de trabajadores quiere desarrollar cometidos acorde a su grado de estudios, la poca oferta de empleo en el mercado laboral español ha hecho que muchos se replanteen trabajar en categorías inferiores.

Y es que tanto empleados como empleadores están un poco equivocados. Según un estudio realizado por la Universidad de Rice y la Universidad de Hong Kong, las empresas no deberían descartar a aquellos participantes en un proceso de selección que estén sobrecualificados porque pueden hacer el trabajo rápida y eficientemente. Asimismo, estos empleados cuentan con más recursos creativos que aquellos que cumplen con los requisitos básicos de formación para el puesto.

La investigación se articuló de tal forma que cada trabajador encuestado evaluaba sus capacidades para el puesto que desarrollaba, tras lo cual eran preguntados sus supervisores. Gracias a este sistema, los investigadores determinaron que aquellos empleados con mejor titulación de la requerida presentaban un mayor sentimiento de pertenencia a la empresa, mostrando una actitud seria, comprometida y profesional con el puesto ocupado. Además, estos empleados no precisaban mejoras formativas, ahorrando tiempo y dinero a la empresa.

No obstante, los responsables del informe sí confirman que los empleados sobrecualificados pueden llegar a sentir desinterés por su trabajo. Para contrarrestar este aburrimiento, la empresa debería aprovechar sus capacidades y conseguir la máxima productividad de estos profesionales al hacerles afrontar nuevos retos. Asimismo, la posibilidad de obtener un mejor empleo dentro de la misma empresa también es alentador para retener y motivar a estos trabajadores.

Los inconvenientes de la sobrecualificación

El periódico ‘El Mundo’ publicaba que en España el 68% de los ocupados menores de 25 años (475.539 jóvenes) está sobrecualificado, lo que implica que casi medio millón de jóvenes empleados tiene unos estudios innecesarios para el trabajo que actualmente desarrolla. Según destaca el diario, esta situación se da con “relativa frecuencia” en los sectores de la hostelería, la restauración y el comercio.

El hecho que profesionales sobrecualificados desempeñen empleos por debajo de su formación supone un problemática importante para la economía general, ya que el Estado emplee parte de su arca pública en dar formación a jóvenes que nunca podrán retornar esta inversión generando riqueza en España. En muchos casos, estos jóvenes emigran al extranjero donde sí desarrollan empleados adecuados a su formación o también trabajan en empleos inferiores a su nivel de estudios.

Imagen: rawpixel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...