La mitad de los jóvenes están más capacitados de lo que exigen sus empleos

El contexto laboral actual provoca que las profesiones, los diplomas y hasta los MBA se devalúen en un mercado donde la competencia es mucha y las vacantes pocas. no siempre estar más formado garantiza mejor salario.

Sobrecualificación: Los jóvenes que necesitan trabajar acaban devaluados.

El mercado laboral español está atravesando un momento en que la falta de empleo se contrasta con la sobrecapacitación y hace resaltar aún más las desigualdades salariales de una población trabajadora que se emplea con dificultad y que, rara vez lo hace en los cargos donde su formación le habilita.

Así, en las conclusiones de un estudio presentado en Valencia por la profesora Marta Rahona en relación al seminario «El rendimiento de la universidad española: causas y consecuencias«, organizado por Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) se dejaron conocer algunas cifras desalentadoras.

Y es que es muy alto el porcentaje de población ocupada que no ha conseguido adecuar el nivel de estudios alcanzado con los requisitos para el puesto de trabajo que ocupa; y lo peor de todo es que no hay falta de capacitación o «infra capacitación» sino todo lo contrario. Aún peor, la mayor desigualdad se registra entre la población trabajadora joven.

Así, en el informe se destacó que un 49% del total tiene una formación adecuada para su puesto entre los cuales se debe diferenciar los que están sobre-educados que son un 32% y los que están infra-educados (19%).

Pero si, a estas cifras agregamos los puestos de trabajo que sólo requieren del alcance de los estudios obligatorios, el porcentaje de trabajadores que se encuentran más capacitados de lo que requiere el puesto de trabajo escala hasta el 50%.

Según la profesora valenciana, estos datos se verifican con mayor contundencia entre los jóvenes universitarios que, en las últimas décadas han quedado desfasados con respecto a los requisitos de los puestos de trabajo y, en la mayoría de los casos se ven afectados por la sobre-educación: Mientras un 42% de los universitarios tiene un nivel de estudios superior al demandado por el mercado, solamente un 0,4% lo posee menor.

Este desajuste ha nacido del incremento del nivel formativo de la población que para volverse más competitivos en un mercado laboral saturado, ha optado por apostar a la formación para conseguir puestos de trabajo en los que se exigen conocimientos inferiores a los adquiridos.

La consecuencia primera de esta realidad, inevitable, es la devaluación del valor de los títulos académicos, que, al final de cuentas, desplaza hacia puestos de menor categoría y disminuye las ventajas relativas de los titulados.

Otro de los factores que causan esta realidad dispar es la dificultad para conseguir un trabajo ideal y, con el paso del tiempo y una búsqueda laboral que no aporta resultados satisfactorios, el joven se decanta por aceptar un puesto inferior, con inferior salario también.

Fuente: CincoDías
Fotografía: socialisbetter en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...