Frases prohibidas en una entrevista de empleo

Una mala respuesta o una pregunta inadecuada pueden acabar con nuestras opciones de conseguir un empleo, así que vamos a conocer qué no decir en una entrevista de empleo.

ContamosCuando publicamos nuestra Guía para entrevistas de trabajo vimos alguna respuesta que jamás deberíamos dar en una entrevista de trabajo. En este post vamos a profundizar en eso, en las frases que debemos evitar a toda costa si no queremos arruinar la entrevista.

  • “¿A qué se dedica la empresa?” Nunca nos cansaremos de repetir que antes de acudir a la entrevista debemos documentarnos e informarnos sobre la empresa, su actividad, su mercado, su público o usuarios, etc. Si lo hacemos, demostraremos interés en la empresa y en el sector, además de nuestro dominio del sector al que se dedica; así que preguntar sobre la actividad de la empresa es la forma más fácil de perder el empleo en la entrevista.
  • Quiero cobrar tanto dinero“. Otro de los aspectos en los que insistimos en nuestra guía es que no debemos hablar de cantidades exactas de dinero. Es algo muy importante, pero lo mejor es esperar a que el entrevistador haga su oferta. Si nos preguntan, podemos contestar diciendo que aspiramos a aumentar poco a poco nuestros ingresos, que queremos un salario acorde con el empleo o con el que cobraba nuestro antecesor.
  • Me gusta“, “umm…“. Este tipo de palabras, expresiones o interjecciones pueden significar una falta de concentración o incluso de inteligencia, y están muy mal vistas si optamos a puestos de mando. También pueden reflejar dudas o una falta de control sobre nuestro discurso, así que las evitaremos.
  • ¿Cómo lo estoy haciendo?” La autoconfianza es uno de los valores que más se valoran, así que una pregunta como esta, que muestre nuestras dudas sobre nuestra actitud en la entrevista, se convertirá en un hándicap muy difícil de superar.
  • Quiero tener mi propio negocio“. Una cosa es dejar claro al entrevistador que somos un trabajador ambicioso, que queremos crecer profesionalmente, pero de ahí a hablar de nuestro propio negocio en el futuro hay una gran distancia. Primero, porque a las empresas no les interesa formar al que podría ser su competidos en el futuro, y segundo porque podría en duda nuestra lealtad hacia ella.
  • ¿Cuánto va a durar la entrevista?” Con esta pregunta también arruinaremos la entrevista. Por una parte, puede ser una muestra de prepotencia en la que dejemos ver que nos sentimos por encima de la empresa que estudia contratarnos; y por otra hay que dejar claro que no somos ninguna prioridad y que la entrevista no es ninguna pérdida de tiempo, sino una oportunidad para lograr un empleo que no hay que dejar pasar.

Vía: MSN

Foto: Alan Cleaver

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...