Esto debes hacer en la primera semana de trabajo para impresionar al jefe

Lo más importante es la primera impresión, la cual marca la diferencia entre conservar el trabajo o no pasar el periodo de prueba. Lo más importante es ser proactivo y tener actitud, ya que eso multiplica

Impresionar al jefe

Pasar la entrevista de trabajo y conseguir un empleo está bien, pero no es suficiente. Si quieres ganarte el respeto de tus superiores y compañeros y mantener el trabajo a largo plazo, debes hacer algo más, especialmente en la primera semana. 

La primera semana es crucial, ya que marca la primera impresión y la etiqueta que tendrán de ti de aquí en adelante. Además, estás en periodo de prueba y es más fácil perder el trabajo si no agradas lo suficiente. Por ello, vamos a ver todo lo que debes hacer para impresionar al jefe la primera semana.

Cosas que debes hacer la primera semana de trabajo

En primer lugar, debes saber que la aptitud suma, pero la actitud multiplica. No sirve de nada tener una gran cualificación y trabajar muy bien si no muestras el suficiente interés en lo que haces.

Una persona apasionada en tu trabajo, que muestra interés y que tiene predisposición a hacer las cosas siempre será bien valorada. Estas cosas se demuestran con la puntualidad, la proactividad y la concentración.

Esto consiste simplemente en poner interés y tratar de trabajar correctamente. Llega a tiempo al trabajo, ten iniciativa, cumple con las tareas y no te distraigas en cosas banales como las redes sociales. Eso demostrará a nuestros jefes no se han equivocado al contratarnos.

Sin embargo, esto no es suficiente para causar una primera impresión en la primera semana de trabajo. A nadie le gustan los sabelotodo, así que debes también ser humilde y hacer ver que aún tienes mucho que aprender. Esto te ayudará especialmente con tus compañeros de trabajo.

Caer bien a los compañeros es igual o más importante que caer bien al jefe. A nadie le gusta la gente conflictiva y rara, pues el trabajo en equipo es importante y debes hacerlo bien. Para ello, debes ser una persona sociable que se esfuerza por relacionarse con los demás, aunque sin dejar de lado su trabajo.

Por si fuera poco, hay otras cosas que puedes hacer para demostrar que eres válido. La higiene personal es fundamental, así como el vestir correctamente. Esto significa vestir parecido a los demás aunque un poco más llamativo, sin pasarse y sin quedarse corto. Este vestuario dependerá mucho del trabajo, ya que no es lo mismo trabajar de operario que de directivo.

Finalmente, debes mantener esta actitud y proactividad siempre, no solamente la primera semana. Aunque la primera impresión sea importante, siempre puedes perder el trabajo si te relajas demasiado. Por este motivo, es importante tener pasión por lo que haces, pues solamente así podrás mantener todo esto a largo plazo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...