Errores en el Currículum

Pequeños errores que se cometen en el currículum vitae y que pueden acabar con tu postulación en el cesto de basura.

Un curriculum con errores comunes

Preparar un buen Currículum casi parece una ciencia por sí misma y más aún si con esta, nuestra carta de presentación, estamos intentando salir del Paro o cambiar de empleo, emplearnos por primera vez en un trabajo relacionado con nuestra profesión.

Y, ciertamente, la confección de un Currículum vitae debe ser muy bien cuidada pues dirá mucho de nosotros, más que la simple información que tiene escrita; pues la ortografía, el estilo, la extensión y otros detalles también son tenidos en cuenta por el Selector de Personal.

Así, si bien os hemos dado las claves para realizar un currículum vitae impactante y captar la atención del selector para que éste se decida a darnos una oportunidad de entrevistarnos y explicarle por qué somos los indicados para el puesto de la búsqueda, también es necesario aclarar algunos errores que se cometen sobre este documento y que pasan inadvertidos para los candidatos pero no para los reclutadores.

En la mayoría de los casos estos errores son costumbres viejas de cómo se redactaban históricamente los Currículum Vitae, lo que no mejora la situación pues habla mal de nuestra actualización e interés por el mercado laboral. Aquí, los errores más comunes y que hay que evitar:


  • Colocar en el encabezado “Currículum Vitae”: Fuente grande o pequeña, de colores o cursiva, lo mismo da. Ya no se usa titular la hoja de vida y lo único que estaréis transmitiendo es falta de actualización y profesionalismo.
  • Utilizar abreviaciones: Abreviar palabras o Títulos no es conveniente y el reclutador no tiene por qué conocerlas todas (salvo las que ya son conocidas popularmente como es el caso de UNAM, IMSS, etc.); además, evidencia un desinterés por completar la información y despertará dudas en el selector. Si le haces dudar desechará tu Currículo.
  • Olvidar la Referencia del Puesto al que se aplica: Parecerá un detalle menor pero la mayoría de los currículos que no incluyen esta información claramente colocada al comienzo del currículo acaban en la basura, pues si el aspirante no se toma la molestia de indicar el cargo al que aspira, el reclutador tampoco se tomará la molestia de adivinarlo leyendo su trayectoria o experiencia.
  • Colocar Hobbies: los intereses o gustos personales, los pasatiempos y actividades deportivas no tienen lugar en el Currículo y sólo deben abordarse en la entrevista de trabajo si el reclutador te pide que hables de ellos.
  • Mencionar cuánto quieres ganar: A menos que haya sido requisito de la solicitud de empleo, indicar tus aspiraciones salariales indican falta de profesionalismo pues el salario debe negociarse en forma personal luego de haber pasado el proceso de reclutamiento.
  • Anexar documentos que no son solicitados: el reclutador sentirá que abusas de su tiempo y paciencia si le anexas las fotocopias de tu título primario, secundario, diplomas honoríficos y otros que no son relevantes.
  • No llevar a la entrevista una copia de tu carta de presentación y del Currículum: Aunque lo hayas enviado por correo postal o electrónico, cuando te presentes a la entrevista debes llevar una copia del mismo, bien prolijo en un folder con tu nombre y la referencia del puesto.
  • Referencias personales: Ya que estás buscando trabajo y no una cita, cuando coloques Referencias utiliza contactos profesionales, anteriores jefes o colegas, no amigos, vecinos o ex novios. Además, procura avisar a las personas que indicas para que estén preparados por si reciben un llamado requiriendo información tuya.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...