Entrevistas de trabajo en Mesa Redonda: cómo funcionan y cómo superarlas

Las entrevistas laborales en formato Mesa Redonda buscan enfrentar a los candidatos en un mismo espacio para que respondan a unas mismas cuestiones o supuestos. Conocer la metodología y lo que buscan conseguir los reclutadores te ayudará a destacar en el proceso.

Nice business meeting in flat style, brainstorming or coworking

La modalidad de la Mesa Redonda tiene por objetivo conocer la opinión de varias personas sobre una temática en común. Puede aplicarse en convenciones, congresos, talleres o exposiciones de todo tipo incluso también en el ámbito laboral. Esta técnica de entrevista en grupo hace que cada participante tenga una breve posición privilegiada frente al resto de integrantes en el que puede exponer su punto de vista, pero también supone colocarse en una situación de vulnerabilidad.

Por lo tanto, las entrevistas de trabajo con modalidad de mesa redonda son una de las más estresantes y complejas de dominar tanto para los aspirantes a un puesto vacante como a los reclutadores que dirigen el proceso. No obstante, conocer la metodología detrás de este sistema de selección de personal puede ayudarte a enfrentar este momento: saber destacar los puntos si eres un aspirante o conducir el coloquio para dar con los mejores perfiles si eres el reclutador.

¿Cómo funciona una Mesa Redonda?

La Mesa Redonda es un sistema que requiere un coordinador o moderador, una persona encargada de que la conversación fluya de forma adecuada que normalmente es el reclutador o un encargado de Recursos Humanos. Este moderador es quien introduce el tema a tratar ante los aspirantes, presenta a los diferentes miembros de la mesa y anuncia el orden en el que estos podrán exponer sus puntos.

Por lo tanto, una parte importante del funcionamiento de la Mesa Redonda es establecer un orden determinado, con unos roles asignados y espacios definidos para cada acción. Tanto si eres un reclutador como un aspirante, no debes dejarte vencer por la ansiedad del momento o demostrar los nervios en la entrevista de trabajo y pensar con calma antes de tomar una decisión. En el caso de los trabajadores, es importante no dejarse amedrentar por preguntas, cuestionamientos o miradas de los otros integrantes del encuentro.

Los reclutadores o moderadores deben evitar dejar cabos sueltos o cuestiones al azar y hacer una buena planificación de las preguntas o puntos a tratar en el encuentro; en cambio, los candidatos tienen que anticiparse a estas cuestiones y planificar el discurso antes de dar una respuesta. De este modo, una Mesa Redonda exige una gran preparación por ambas partes, se trata de una entrevista laboral en la que se busca ver la personalidad y cómo se relacionan los candidatos.

Se consciente de que tienes un rol asignado y deberás ejercer este papel durante la Mesa Redonda para que la conversación sea fluida. No obstante, el gran secreto para triunfar en estos encuentros es que pienses también en el rol del otro, que te sitúes por un momento en el lado de quien escucha y evalúes si a ti te quedará clara una exposición como la que has hecho. Esto te ayudará a perfilar más tu discurso, a clarificar todos aquellos puntos que hayan podido malinterpretarse.

¿Qué busca saber un reclutador en una Mesa Redonda?

La técnica de la Mesa Redonda puede ser aplicada en el ámbito laboral en las entrevistas, de tal forma que varios candidatos están reunidos con el reclutador en el mismo espacio y hacen frente a preguntas o situaciones idénticas. En algunos casos, se emplea para que los aspirantes a una vacante compitan entre ellos y demuestren sus habilidades, conocimientos y personalidad de una forma más sincera.

Además de relajarse y prepararse para hacer frente a una entrevista laboral, los aspirantes deben demostrar que son mejores que el resto de candidatos y buscar la forma de diferenciarse de ellos. En estos casos, lo más habitual es tener que responder a un problema propio de la empresa o una situación imaginaria que requiere de una intervención. Además de brindar la opinión sobre este punto, los reclutadores buscan determinar las características de tu personalidad asociadas al ámbito laboral.

La solución al problema no es la parte más importante de la entrevista, puede que no esperen que la encuentres, sino que seas capaz de defender tu postura con firmeza y apoyándote en argumentos lógicos. Demostrar dotes de liderazgo y de persuasión es también necesario para destacar en una entrevista de Mesa Redonda. Por último, debes intentar resaltar tus puntos fuertes vinculados a tu perfil profesional o al puesto ofertado te dará más oportunidades de alcanzar el éxito.

Si sigues estos consejos y te muestras como un verdadero profesional capaz de exponer sus ideas de forma argumentada y lógica tendrás mucho ganado ante el reclutador. Además, debes hacer gala de respeto y tolerancia con las opiniones del resto de aspirantes presentes, pero persuadiendo a los demás de la corrección de tu punto de vista.

¿Cómo actuar en una Mesa Redonda?

• Actúa con calma.
• Respeta todas las opiniones.
• Busca solucionar los conflictos existentes.
• No resaltes tus títulos académicos de forma soberbia.
• Intenta que todos entiendan tus ideas.
• No hables fuera de turno.
• Evita crear nuevos problemas a los ya planteados.

Imagen: © juliarstudio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...