El por qué de las cartas de recomendación

Un modelo carta recomendación es un formato eficaz utilizado principalmente en los tediosos procesos de selección de personal. Acostumbran a ir acompañadas con el Curriculum vitae y tienen como finalidad la de ofrecer información extra ajena al solicitante en la que se expone de manera siempre positiva la pasada vida laboral del solicitante así como sus cualidades humanas, que comprensiblemente no pueden ir incluidas en el CV.

La carta de recomendación cada vez es más útil para acometer procesos de selección

La carta de recomendación cada vez es más útil para acometer procesos de selección

Esta claro que cada día escasean más las ofertas de empleo, por lo cual a cualquier proceso de selección al que optes, será bueno que aportes un elemento diferenciador. Uno de estos elementos es la carta de recomendación o lo que vulgarmente se conoce como dar referencias

Una carta de recomendación es un eficaz medio que te puede dar muy buenos resultados sobre todo debido a que cada vez son más numerosos los candidatos que se presentan a los procesos selectivos, con lo cual una buena carta de recomendación puede abrirte muchas puertas y servir de elemento de diferenciador de tu competencia.

Cuando facilitamos nuestro curriculum, solemos incluirlas, y el objetivo es el de facilitar más información al seleccionador que le permita hacese una imagen más adecuada tanto de tu persona como de tu perfil profesional. Has de tener en cuenta que se trata de una visión externa que tienen tus colaboradores o tus superiores de ti, y eso es un punto a considerar muy importante, ya que te vas a incorporar a un nuevo equipo de trabajo.

Al hilo de lo comentado anteriormente, el seleccionador sabe que si aportas una carta de recomendación está va a ser positiva, porque nadie va a adjutar a su curriculum una carta de recomendación que hable mal de su forma de trabajar. Lo que en realidad resulta más importante por lo tanto es la fugura de quién firma la carta.

Porque aunque parezca mentira, redactar un carta de recomendación puede ser lioso y llevar tiempo, lo que más importa es quein la firma. Parece una ncongruencia pero es así.  A mayor responsabilidad de la persona firmante, mayor utilidad le podrá dar a al carta. Y este tipo de profesionales no suelen estar preocupados por el hecho de hacer una carat para recomendar a un empleado que se va de su organización, ya como mucho se limitan a leerla antes de firmarla, por lo tanto es acionsejable el tener un borrador propion para empelarlo en caso de que sea neceario.

Partes de una carta de  recomendación

Los más entendidos comentan que la carta de presentación debe de constar de 4 partes.

Las dos primeras, deberan ser la identificación de la persona que la redacta o firma y el contexto en calidad de que lo hace.

Las dos siguientes se harán en base a la propia recomendación y se añadirá un cierre a la carta.

Por descontado que en la carta de presentación tipo deben de aparecer una serie de informaciones más que necesarias a parte de seguir un esquema como el indicado anteriormente:

– El nombre de las personas implicadas (recomendador y recomendado)..

– Puesto, cargo y/o responsabilidad del recomendador.

– Mensaje positivo acerca de las habilidades laborales del recomendado.

– Mensaje positivo acerca de las habilidades personales del recomendado.

– Información de contacto del recomendador, por si acaso fuese necesario confirmar cualquier dato.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...