Cómo crear tu currículum ASCII

Cuando quieres hacer llegar tu CV por Internet a espacios restringidos para archivos adjuntos, un buen formato es el ASCII. Aprende a crear tu hoja de vida en texto plano.

A la hora de buscar empleo, probablemente buen aporte de tu campaña de búsqueda y grandes esfuerzos estén destinados a la búsqueda por Internet, y si bien es posible que encuentres muchas propuestas de trabajo interesante en sitios de internet, foros y bolsas de trabajo, también es muy probable que necesites actualizar o diversificar el formato de tu currículum para poder distribuirlo más fácilmente.

Así, si has dado con una dirección de correo electrónico de un reclutador, si has conseguido conectar en las redes sociales con una persona de alto mando en la empresa en que quieres emplearte y quieres dejarle un mensaje presentándote y viendo la posibilidad de una contratación, lo mejor es que no desperdicies tu oportunidad.

Como es de imaginarse, muchos reclutadores cuyas direcciones de correo por una razón u otra se divulgan rápidamente en la web reciben decenas de solicitudes de empleo diarias, y cada correo de dirección desconocida y con archivos adjuntos pasa rápidamente a la papelera sin oportunidad de lectura.


Para evitar que tu solicitud de empleo corra esta suerte, ya te hemos comentado cómo hacer un texto impactante de presentación para tu correo electrónico, pero resta sortear la dificultad de los archivos adjuntos indeseados.

Existen otros formatos para divulgar de manera electrónica tu hoja de vida, ya sea que lo quieras enviar por correo electrónico a una dirección en particular o a una lista de distribución que te hayan facilitado, cargarlo en un foro -que rara vez admiten archivos adjuntos-, colgarlo en un mensaje de LinkedIn o en un grupo de discusión de igual red social profesional u otras similares.

En estos y otros espacios virtuales encontrarás que si intentas cargar un documento con formato, pueden aparecer con caracteres extraños y problemas de espacio y pierdas mucho tiempo de edición en cada oportunidad. La forma más simple de conseguir un texto limpio para esta práctica es convertirlo a ASCII. Y eso es muy fácil.

Lo bueno del ASCII es que no importa la plataforma o aplicación utilizada para su lectura, el texto se lee tal y cuan como ha sido escrito de manera que se puede obtener y leer la hoja de vida a través de Internet o e-mail sin importar el sistema que están utilizando.

El documento no se verá estéticamente agradable, pero dado que el objetivo es asegurarse de que cualquiera pueda leerlo, la idea está muy bien.

Cómo convertir tu CV en texto plano:

Después de abrir tu currículum en formato de word, guardarlo como «Texto sin formato». El sistema te avisará que el formato se ha ido y deberás aceptar para guardar tu CV con extensión TXT. Ten en cuenta que con esta acción no estás perdiendo tu documento de Word, sino creando un nuevo archivo con otro formato.

Puedes abrir el archivo con tu Bloc de notas para comprobar que el formato se ha ido y sólo quedó el texto plano. Ahora es momento de ordenar lo mejor posible esos datos de manera que, aún sin tener formato, márgenes, líneas y otras decoraciones que aporta el procesador de textos, pueda ser fácil de leer y entretenido.

Para organizar el texto o destacar secciones, títulos o hacer una especie de recuadro para tus datos de contacto puedes usar, por ejemplo, una fila de signos de igual (=) entre cada sección.

Dado que este documento está en formato libre, podría ser difícil determinar dónde termina una sección y dónde empieza la siguiente y al no contar con subrayados, negritas y otros estilos, la mejor manera es la antedicha.

Vuelve a guardar el documento con extensión TXT y tenlo siempre actualizado y disponible para divulgarlo en esos sitios en donde no puedes incluir archivos adjuntos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...