Cosas que deben estar prohibidas en un buen currículum

Si deseas conseguir el empleo que tanto deseas debes saber que cosas colocar en tu currículum y sobre todo cuáles debes evitar

Evita estos datos en tu curriculum

Usualmente cuando vamos a diseñar nuestro currículum queremos contar, con mucho orgullo, todas las habilidades que tenemos, lo que hemos aprendido, las empresas para las cuales hemos trabajado y todos aquellos proyectos en los que nos hemos involucrado, pero la verdad es que cuando se trata de estructurar el CV cometemos muchos errores.

Los especialistas en recursos humanos coinciden en que “menos es más”, pues cuando se trata de optar a un trabajo lo primordial es la sinceridad y ser lo más directos posibles. Pero así como ese error frecuente, también existen otros aspectos en los que las personas suelen errar al crear o actualizar su CV. Toma anota y evita caer en los pecados curriculares.

Los pecados curriculares

Aunque en la web están disponibles un sinfín de imágenes y plantillas en los cuales te puedes inspirar para organizar tu información académica y laboral, muchas veces estos no están pensados para atraer empleadores. Por otro lado, si decides pedirle a alguien que te ayude, muchas veces se pueden dejar pasar detalles de fondo y de forma, que solo tú conoces. Lee atentamente lo que debes evitar en tu currículum para que consigas el puesto que deseas.

1 – No compartas información personal

Una cosa es que intentes ser convincente, apuntar tus actitudes y aptitudes para que puedas “venderte” a tu empleador como la persona más competente para el trabajo que quieres, pero no puedes revelar por ejemplo tus aficiones pues son detalles que no interesan al momento de decidir una contratación.

Otro aspecto que no necesitas revelar es tu estado civil, pues solo debes incluir información académica y profesional. Un error bastante común es poner ese correo que abriste en la juventud, de esos que años atrás con la moda parecían geniales y ahora resultan vergonzosos, sin duda lo más recomendable es crear una cuenta para contactos de trabajo.

2 – Jamás titules tu curriculum

Resulta redundante escribir en el encabezado o al comienzo del CV “Curriculum Vitae”, pues resulta obvio de qué trata lo que estás leyendo, por lo que da una impresión de inmadurez que recuerda los trabajos escolares.

Aunque no parece un detalle de importancia, cuando se trata de conquistar un trabajo, el currículum constituye tu tarjeta de presentación que revelará tu presentación y tu personalidad.

3 – No presumas ni aparentes

Hay dos aristas en este renglón que constituyen los peores pecados curriculares, pues se basan en mentir. Si bien es algo muy común cuando se trata de hablar de sí mismo, es algo que se debe evitar, pues todo lo que anexas debe ser comprobable. Allí muchas veces radica la decisión de los empleadores para negarte o aceptarte en el puesto.

Si engrandeces tus anteriores trabajos o ciertas cualidades tuyas, contactarán a tu antiguo jefe o te solicitarán ciertas pruebas que puede que no esté en ti cumplirlas a cabalidad, pues aunque te desenvuelvas de forma aceptable puedes no corresponder con las expectativas de tu nuevo jefe o empleo.

4 – Di “no” a la información tan antigua

A pesar que la primera vez que haces un currículum incluyes todo lo que has hecho y aprendido previamente, a medida que vas adquiriendo experiencia, hay aspectos que ya no necesitas incluir pues no serán de utilidad para el trabajo al que estás optando. Por ejemplo: No pongas tu primer trabajo en una heladería si estás optando a un puesto de directivo.

Si bien ningún trabajo debe ser desmerecido, ten en cuenta que solo debes incluir aquellos relacionados y que complementen bien sea la carrera universitaria que estudiaste o el trabajo al que estás aspirando. Asegúrate que cada dato que incluyas sea un aporte para tu imagen profesional.

Lo mismo aplica para la fotografía, no pongas una imagen antigua muchos menos social, elige una foto que trasmita tu profesionalismo, preferiblemente frontal, con buena presentación y un fondo neutral.

5 – No es literatura

Los CV por lo general llevan una presentación corta del aspirante en la cual puede escribir que le motiva a optar a la vacante, si la empresa ha precisado un perfil del tipo de profesional que busca, puede expresar cuales de ellas cumple, en fin a veces hace falta creatividad pero sin extenderse.

Recuerda que la información debe ser muy concisa, explicada con claridad y con buena ortografía, de manera que sea comprensible. Además, no eres el único candidato, debes tener presente que debes destacar con pocas palabras tus potencialidades aunado a que no sabrás cuántas personas están apostando por el mismo empleo que tú.

Realizar un buen currículum no es imposible. Sólo debes saber seleccionar la información, organizarla adecuadamente e inteligentemente, pues debes dar a conocer lo mejor de ti para que puedan considerarte para un puesto. No seas tradicional, apuesta a marcar la diferencia pero manteniendo ciertos cánones de profesionalismo, de modo que las posibilidades de lograr el empleo que deseas estén a tu alcance.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...