Consejos para afrontar una entrevista de trabajo sin nervios

A la hora de ir a una entrevista laboral todo habla de nosotros: lo mejor será demostrar la mayor tranquilidad y seguridad posibles. Veamos algunos consejos en Buscar Empleo para afrontar esta instancia sin nervios.

entrevistador

Muchas veces no es suficiente tener el mejor currículum, con la mejor formación y experiencia profesional, sino que también cuenta, y mucho, la impresión que demos al momento de la entrevista de trabajo. El hecho de tener que enfrentar una entrevista puede ser una situación a veces difícil, y son muchas las ocasiones en que los nervios pueden jugar una mala pasada.

Por ello, y para evitar esto, compartamos en Buscar Empleo algunos consejos para evitar los nervios en estas circunstancias, de las que pueden en parte depender nuestro futuro laboral. En principio, habrá que estar lo más calmo posible y ser concreto a la hora de expresarse, ya que de lo contrario se estará demostrando inseguridad y falta de determinación.

Si, por el contrario, se muestran dificultades a la hora de clarificar las ideas, y expresarlas, el entrevistador puede tomarlo como que se trata de una persona con problemas de concentración y comunicación, y no apto para desarrollarse en el puesto, más allá de las características del mismo.

*Para evitar problemas al momento de hablar, hay quienes recomiendan practicar previamente, es decir, hacer una entrevista ficticia y, al momento de hacerla, grabarla, de modo tal que luego uno se pueda escuchar y reconocer sus propias fallas, para ajustar lo que se considere necesario. Recuerda que cuanto más seguridad expreses, mejor. Evita, además, palabras y /o sonidos innecesarios del tipo “eeeh, esteee, mmm”.

*Para relajarte, podrás previamente concentrarte en tu respiración por unos minutos. Así también, durante la entrevista no pierdas de vista tu ritmo respiratorio: tener suficiente aire es necesario para poder hablar correctamente, de forma más fluida y clara.

*Prepara una lista de temas: escribe aquellos puntos que te gustaría resaltar en relación con tu formación y experiencia, y capacidades. En caso de sentirte perdido, en algún momento en que puedas (muy discretamente) podrás echarle un vistazo.

*Procura ser siempre medido: es decir, no tengas exabruptos. Los especialistas en el tema indican que ser siempre correcto (por caso, sonreír o reír mesuradamente en lugar de carcajadas), será más adecuado y permitirá dar una mejor impresión ante el entrevistador.

*De ser posible, y como otra herramienta que te ayudará no sólo al momento de la entrevista, sino también en tu vida profesional, únete a un grupo de oratoria. Muchos cursos de oratoria brindan las herramientas y la práctica necesaria para ser un orador más seguro y para desarrollar las habilidades de comunicación verbal.

Finalmente, otro consejo relativo a la entrevista laboral: colócate un accesorio (anillo o pulsera) que habitualmente no utilices a modo de recordatorio para evitar risas nerviosas, palabras de más o actitudes poco apropiadas.

Foto bpsusf en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...