Cómo redactar un currículum eficazmente

El currículum vitae es una forma de resumir tu experiencia y formación, pero también es una gran carta de presentación. Hacer un currículum bien hecho te permitirá desmarcarte de los demás candidatos y entrar a una entrevista con más facilidad

redactar currículum

Una de las cosas más importantes a la hora de buscar trabajo es la redacción de un buen currículum vitae. No solamente es el lugar donde resumes tu vida laboral, sino también, una carta de presentación en sí misma.

Algunas personas están bastante cualificadas; sin embargo, no consiguen optar a entrevistas de trabajo. Muchas veces se debe a algunos errores que cometen a la hora de hacer su currículum, errores que por suerte se pueden evitar.

Métodos para hacer un currículum que venda

En primer lugar, cuida tu fotografía, pues algunos reclutadores descartan candidatos por una foto mal hecha. Puede ser con ropa más o menos formal o con traje, pero debe estar en un fondo neutro, a ser posible blanco y ser de frente. Generalmente, la media sonrisa estilo Mona Lisa es lo que mejor funciona. También evita que los piercings visibles salgan en la foto, pues algunos reclutadores todavía son muy tradicionales con este tema.

Otra cosa importante es hacer un currículum lo más resumido posible. Haz las secciones típicas de formación, experiencia laboral, habilidades e información adicional, sin florituras.

A menos que tengas una gran experiencia laboral de muchos años, tu currículum no debería ocupar más de dos hojas, pues si ocupa más, puede que el reclutador se canse de leerlo.

Si eres incapaz de tener un currículum escueto, haz varios, cada uno adaptado a la oferta de trabajo a la que quieras optar. Por ejemplo, el curso de socorrismo no tendrá ninguna utilidad para trabajar de contable. Así mismo, elimina la formación inferior, como por ejemplo el título de la ESO si tienes una carrera universitaria (además de poner la formación superior primero, para que no se pase por alto).

La opción de mentir en el documento es tentadora, pero no es aconsejable. La mentira tiene las patas muy cortas y aunque te sirva para entrar al puesto de trabajo, tarde o temprano te van a pillar. Además, evita los típicos clichés que usa la gente como «soy ambicioso» o «me gusta trabajar en equipo».

En cuanto al diseño, debe ser algo simple y legible, evitando imágenes prediseñadas y florituras. Puedes usar una plantilla de currículum, pero te será difícil hacer cambios sin cargarte el formato.

Algunas personas usan el truco de la letra pequeña para así, tener un currículum más grande en menos hojas. Esto es un error, pues algunos reclutadores imprimirán el documento y si las letras son muy pequeñas, será totalmente ilegible a sus ojos. El mejor método para evitarlo es usar una letra de 11 puntos o más.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...