Cómo preparar una entrevista de trabajo online

La entrevista de trabajo online tiene algunas diferencias con la tradicional. Por ejemplo, tu conexión debe estar en perfectas condiciones, debes vestir bien y también tener cuidado con el fondo

Entrevista online

La crisis sanitaria actual ha cambiado el mundo laboral por completo. Una de las primeras cosas que ha cambiado es el tema de las entrevistas de trabajo, las cuales ahora muchas veces son online. Además de ser un gran ahorro económico por ambas partes, permiten mantener nuestra salud a salvo y evitar contagios.

Eso sí, no todo el mundo ha sabido adaptarse a esta nueva normalidad. Mucha gente está acostumbrada a la entrevista de toda la vida, así que este nuevo formato puede que le cueste más de lo normal. Por suerte, hay formas de preparar una entrevista de trabajo online y aumentar las opciones de ser contratado.

Trucos para pasar una entrevista online

En primer lugar, debes preparar tu equipo y tu conexión a internet. Asegúrate que funciona la cámara web y el micrófono, comprueba que la conexión es rápida y actualiza las aplicaciones de videollamada que vayas a usar.

Una buena forma de comprobarlo es llamar a un amigo antes de la entrevista y comprobar a ver si hay algún problema. Otra cosa importante es que no haya distracciones en casa, así que avisa a tu familia o tus compañeros de piso.

A la hora de hacer la entrevista, debes cuidar la vestimenta. Aunque sea absurdo llevar un traje para estar en casa, sí que debes ir vestido de una forma correcta, como si estuvieras en la oficina. Además, también ten cuidado con lo que se vea detrás de ti en la entrevista, ya que podría darte mala fama. Lo mejor es que el fondo sea neutro, como una pared blanca.

Por lo demás, la entrevista es similar a la tradicional, pues te van a realizar preguntas parecidas a las que te han hecho habitualmente. Te podrían preguntar por tus defectos y virtudes, por tus habilidades, tu experiencia laboral y tus expectativas de futuro.

La única diferencia es que ellos te van a ver a través de una cámara, así que deberías cuidar eso también. Colócate de forma centrada y nítida, para que se te vea el torso y los brazos, pero no las piernas.

Una vez que sabes todo esto, simplemente haz la entrevista tranquilo y sé natural. Lleva la entrevista preparada, pero no te pongas nervioso y trata de hacerlo lo mejor que puedas. Aunque no estés delante del entrevistador, sí que podría notar el nerviosismo en la voz o con la cámara, así que deberías tenerlo en cuenta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...