Cómo escribir una carta de solicitud de empleo

Sabemos que los primeros pasos de la mayoría de las búsquedas de personal activas son suficientemente despersonalizadas, mecánicas y frías como para no permitir a ningún candidato destacarse del resto por ningún mérito que no pueda ser descrito en el Currículum Vitae.

De manera que, los candidatos cuyo valor agregado tiene que ver con habilidades sociales que no tienen relevancia para el empleo que aspiran, no tienen oportunidad de ser empáticos con los reclutadores a menos que, tras el análisis de sus currículos, el selector de personal determine que le concederá una oportunidad.

Pero si bien tus posibilidades de conseguir el empleo se reducen hasta tanto el reclutador no te conozca y puedas lucirte en una entrevista personal, aunque sea breve, tú puedes hacer algo para que esa entrevista no te sea negada por la simple razón de que no te conocen y tu CV no transmite tus habilidades sociales o aquello que te distingue del resto pero que no se puede describir en un CV.

Es entonces cuando algunas herramientas accesorias pueden ser utilizadas para tu búsqueda de empleo y, en este caso, haremos referencia a la Carta de Solicitud de Empleo.


Esta misiva te ayudará a contactar con empresas que no han comunicado pública y abiertamente que tienen puestos vacantes que quieren ocupar mediante un reclutamiento pero que te presenta un interés por una buena oportunidad de carrera o bien sabes que se está realizando una búsqueda interna para un puesto de tu interés.

Para que tu carta de solicitud de empleo sea efectiva es necesario que tenga el poder de persuadir a quien la recibe y existen algunos trucos muy simples para que el reclutador se sienta movilizado por tu redacción.

1. Dirige tu carta a una persona en particular, si es posible. Si es necesario, hacer algunas investigaciones para averiguar quién debería recibir la carta.
2. Debes indicar exactamente cuál es el trabajo que estás solicitando y no hacer que el lector adivine o referirte a “un trabajo”.
3. Mostrar cómo tus habilidades y antecedentes coinciden con los que el empleador busca. Personaliza tu carta para cada puesto de trabajo mediante la identificación de algunos requisitos claves mencionados en la descripción del puesto y que muestra cómo hacerles frente.
4. Utiliza ejemplos concretos para demostrar tus calificaciones. Afirmaciones generales tales como “soy un administrador con experiencia” son mucho menos convincentes y memorables que afirmaciones como: “En mi último trabajo, he dirigido un equipo de seis personas durante tres años.”
5. Describir los resultados de tus habilidades. Cuando sea posible, debes mostrar cómo se lograron resultados concretos en tus trabajos anteriores.
6. Explica brevemente por qué deseas que la posición particular que estás solicitando. Aunque el balance de la carta debe centrarse en lo que puedes ofrecer al empleador, también quieres que el empleador sepa que si te ofrece ese trabajo es probable que lo aceptes.

Fotografía: Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...