Cómo encontrar empleo después de los 55 años

Tener más de 55 años y buscar un empleo no es un pecado, demuestra que tus años suman experiencia, no problemas.

Con más de 55 años, en lugar de pensar en un retiro muchos deben salir a buscar empleo

Según un reciente artículo de Michael Winerip en The New York Times, la tasa de desempleo de los adultos de 55 años se ha duplicado en poco más de un año en los Estados Unidos, realidad que se repite en muchos otros países afectados por la crisis.

Otro dato: según una encuesta realizada por Nielsen Online se afirma que el grupo de edad de 65 años es el de más rápido crecimiento en el desarrollo de la carrera por encontrar un empleo; cuando hace unos años, este colectivo de mayores de 55 años esperaba la llegada de su jubilación con un empleo de medio tiempo o un cargo administrativo de pocas exigencias; hoy han tenido que salir a buscar empleo con más de 55 años.

  • Hablar de dinero, no de años

Los responsables de la contratación buscan resultados, no juventud por ende, necesitas ayudarles a ver que tu experiencia dará esos resultados que necesitan. Habla el idioma que el empleador entiende y aprecia, que es el rendimiento de la inversión.

En lugar de citar 20 años de experiencia, identifica los beneficios que significan para el empleador y ponlos en términos monetarios tanto como sea posible. Acercate al dinero tanto como te sea posible a través del lenguaje de sus logros, y enumeralos en tu currículum y demuestra que puedes ayudar a ahorrar y mejorar los ingresos de la compañía.

  • Modificar tu currículum

Eche una mirada a su currículum y pregúntate: ¿Me contrataría yo para este puesto? No puedes hacer nada acerca de tu edad, y no puedes cambiar el empleo y los prejuicios culturales contra los trabajadores mayores pero puedes reelaborar tu currículum para enfatizar tus puntos fuertes.

Para hacer rendir tus años a tu favor, evita la referencia cronológica que enfatiza tu edad y sólo destaca las experiencias que te sirven para relacionarte con el empleo que quieres conseguir ahora. En general, no deberías tener que mostrar más de diez años de historia de trabajo. Elimina las fechas de los logros de los títulos universitarios y las fechas de formación profesional si no son actualizadas.

No deje que tu edad sea una carga en el proceso de contratación y que el empleador te hará un favor su te contrata; si consigues centrarte en las necesidades del empleador y le proporcionas respuestas sólidas respecto del retorno de la inversión que harán en tí, no podrá evitarte.

Recuerda que debes hacer hincapié en tus puntos fuertes, no magnificar tus debilidades o puntos vulnerables para encontrar un buen trabajo con independencia de la situación económica actual.

Fotografía: rahego en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...