Cómo dar una buena primera impresión en una entrevista de trabajo

Una buena primera impresión en una entrevista de trabajo podría marcar la diferencia entre ser contratado o ser descartado. Para hacerlo, debes acudir limpio, aseado y no ser demasiado extravagante

primera impresión entrevista de trabajo

Una de las cosas más importantes en una entrevista de trabajo es la primera impresión. Debido a que los reclutadores cuentan con poco tiempo, utilizan la primera impresión para descartar candidatos que consideran no válidos.

Por ello, una mala primera impresión puede hacerte perder el trabajo, aunque seas el candidato más válido. Si te ha pasado, hoy aprenderás a causar una buena primera impresión.

Trucos para causar una buena primera impresión en entrevistas

Lo primero parece obvio, pero no se tiene en cuenta tanto como se debería. Debes acudir a la entrevista limpio, sin olores corporales ni de aliento. Eso sí, tampoco debes abusar de la colonia porque podría causar la impresión opuesta.

Un truco para cuidar el mal aliento es tomar chicle antes de la entrevista, ya que te ayudará a combatirlo. Eso sí, lo debes tirar antes de entrar porque podría dar mala imagen.

Lo mismo ocurre con el pelo y la ropa, que deben estar bien cuidados, es decir, el pelo bien arreglado y la ropa planchada y limpia. Además, evita la ropa demasiado extravagante, ocurriendo algo parecido con el maquillaje. También evita lo máximo posible piercings y tatuajes visibles.

Eso sí, la ropa debe de estar en el contexto adecuado. Ir demasiado elegante a una entrevista de un trabajo de baja cualificación podría darte puntos negativos. Por ello, es interesante que conozcas la empresa antes de ir a la entrevista, para saber cómo se suele vestir la gente para ir al trabajo.

Muchas veces, los reclutadores se fijan en las redes sociales antes de contratarte. Por ello, debes eliminar las fotos que te puedan comprometer y tener un perfil cerrado.

Actualmente, las entrevistas de trabajo suelen ser por videollamada, algo que se debe a la reciente crisis sanitaria que aún no se ha ido del todo. Estas entrevistas tienen sus ventajas, ya que no se ve todo nuestro vestuario y nos pondremos menos nerviosos al estar detrás de una pantalla.

Eso sí, allí también hay una primera impresión, la cual también podría ser negativa. Por ejemplo, el fondo es importantísimo y puede revelar demasiado de nosotros. El mejor consejo es hacerlo sobre un fondo blanco, completamente neutral.

Así mismo, la conexión también importa mucho, porque un internet de mala calidad podría perjudicarte. Para ello, colócate cerca del router o usa directamente la conexión por cable ethernet. Asegúrate de probar la conexión antes de que empiece la entrevista.

Finalmente, antes de ir a la entrevista ensaya con algún conocido. Puedes ensayar tanto de forma presencial, como online. El caso es hablar con un amigo como si él fuera el entrevistador, para que él juzgue tu primera impresión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...