Cómo afrontar un test psicológico de selección

Los tests psicológicos son uno de los obstáculos que hay que superar para conseguir un trabajo en algunas empresas. Siempre hay que responder la verdad, y no debemos fiarnos de los resultados que puedan aparecer en internet.

El proceso de selección al que tenemos que enfrentarnos para conseguir un trabajo siempre es un camino difícil y lleno de obstáculos. Una de las primeras barreras a las que tenemos que enfrentarnos son los test psicológicos, una prueba que esconde su dificultad en que no hay respuestas correctas o incorrectas, sino que cambian según lo que busque la empresa; ni se suspende o se aprueba el test. Aquí van algunos consejos para enfrentarnos a una de estas pruebas con más confianza:

  • No mentir: siempre hay que contestar la verdad, dejando al margen cuestiones como el “qué dirán si respondo esto y no aquello”. Hay que recordar que los test psicológicos no son más que un complemento, y que la decisión final sobre nosotros se tomará a partir de otras pruebas más importantes como la entrevista de trabajo. La mejor preparación para este tipo de pruebas no consiste en buscar las mejores respuestas a las preguntas, sino en responder con total honestidad a las cuestiones que se nos plantean.
  • ¿Bien o mal?: como decíamos un poco más arriba, no hay respuestas correctas o incorrectas. Puede que en internet encontremos cuestionarios parecidos, pero la mejor respuesta para una empresa puede ser la peor para otra. La finalidad de estas pruebas es predecir el desempeño del candidato y corroborar -o no- la información que se ha generado sobre él en el resto de etapas del proceso de selección.

  • Y si no me seleccionan, ¿qué?: si una vez completado el test y el proceso de selección no nos han elegido para el trabajo al que aspirábamos, no hay que culpar a un mal resultado del test, sino que las razón es mucho más simple, como otro candidato mejor preparado o que se adapta mejor al puesto que había en juego. Siempre es bueno interesarse por los resultados de nuestro test para poder discernir sobre que puestos o áreas se adaptan mejor a nuestras características. Muchos de estos cuestionarios suelen facilitar a la empresa un informe simple para que se lo entreguen al aspirante.
  • Internet: en los puntos anteriores ya hemos mencionado de pasada que no hay que confiar en los resultados o en los ejemplos de test que podamos encontrar en la red, porque cambian de una empresa a otra. Para estar más tranquilos y saber a qué nos enfrentaremos cuando tengamos el papel delante, podemos buscar modelos de test, pero nunca debemos dejar que las respuestas que aparecen en ellos nos influencien a la hora de responder la verdad.

Fuente: Portalparados

Foto: albertogp123

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...