Cómo es una entrevista en grupo

Las entrevistas en grupo son cada vez más habituales, así que analizamos como son, las diferentes modalidades y las claves para superar con éxito esta fase del proceso de selección.

Business people waiting for job interview

“Imprescindible capacidad de trabajar en equipo”. Es uno de los requisitos con los que nos solemos encontrar en muchas ofertas de empleo, pero ¿cómo podemos demostrar esa capacidad? En el currículum no se puede demostrar que la poseemos, y a los reclutadores siempre les quedarán las dudas de cómo actuaríamos en determinada situación. Por eso las entrevistas en grupo les sirven para evaluar el comportamiento del candidato a la hora de trabajar en equipo, junto a más gente a la que no conoce de nada.

Se trata de una ocasión inmejorable para poner al candidato en un escenario controlado, y a partir de ahí empezar a valorar ciertos aspectos de su forma de trabajar que solo salen a relucir cuando están en grupo. Hasta hace unos años las entrevistas grupales se limitaban, por norma general, a la elección de directivos, ejecutivos u otros altos cargos, pero poco a poco las dinámicas de grupo se han ido extendiendo y nos podemos encontrar con dinámicas de grupo para todo tipo de puestos. Vamos a ver como son estas entrevistas.

Objetivos

Ya hemos dicho que las entrevistas grupales sirven para detectar como se comporta el candidato en determinada situación, y se analizan su forma de razonar, sus actitudes y conocimientos, además de detectar las habilidades que posee. Generalmente los entrevistadores se mantienen al margen, observando y analizando qué candidato o candidatos cumplen con lo que buscan; y la gran dificultad para los participantes en la dinámica de grupo consiste en que no saben qué rol se busca: líder, sumiso, ofensivo…

Tipos de entrevistas grupales

Hay varios tipos de entrevistas grupales, que se dividen en dinámicas de argumentar y convencer o en las de estrategia y buena gestión, donde se simularían situaciones reales en el día a día de la empresa que organiza la entrevista. Evidentemente, se pueden combinar entre ellas.

  • Foro: los reclutadores eligen un tema que los candidatos deben presentar de forma colectiva. Cada uno de ellos debe hacer su aportación, y se valoran aspectos como el desarrollo del argumento, su lenguaje corporal o los conocimientos relacionados con el puesto.
  • Debate: con los candidatos posicionados de antemano a favor o en contra del tema elegido, deben argumentar su postura -aunque no sea la propia-. Claridad y creatividad es lo que más interesa.
  • Brainstorm: lanzar ideas libremente sobre un tema. La originalidad vuelve a ser importante en la evaluación.
  • Mesa redonda: el objetivo es que los entrevistados alcancen acuerdos o recomendaciones, por lo que además de exponer ideas hay que discutir. La capacidad de escucha, la argumentación de las propuestas o el respeto de los turnos se pueden analizar con este método.
  • Panel: los participantes en el proceso deberán exponer un tema enfocándolo desde diferentes puntos de vista o áreas de la propia empresa.
  • Juego de roles: los entrevistadores explican una situación de crisis que traerá importantes efectos para la empresa, y llega la hora de tomar decisiones. A cada entrevistado le tocará desempeñar un paple diferente, y con sus limitaciones o ventajas deberá enfrentarse, en grupo, al problema. La capacidad de persuasión o de llegar a acuerdos vuelven a ser los aspectos a tener aquí en cuenta.
  • In basket: situación similar a la anterior donde los entrevistados deben afrontar un problema que se suele dar en el día a día de la empresa. Sin embargo, no hay roles preasignados sino que deben tirar de experiencia y conocimientos para encarar la situación. Es la mejor ocasión para demostrar el bagaje profesional del candidato.

Consejos para afrontar una entrevista en grupo

Como ves, las entrevistas grupales no tienen nada que ver con las entrevistas telefónicas ni con las entrevistas online, y muchas veces son la prueba decisiva para que el puesto de trabajo que hay en juego sea para uno u otro candidato. Aunque depende de cada empresa, en la entrevista participan entre 4 y 12 candidatos, y lo primero que debemos tener en cuenta es llamar a cada uno por su nombre.

Los expertos explican que una de las claves es actuar con naturalidad y confianza, sin miedo a equivocarse. Hay que ser activos, saber escuchar y jugar muy bien con los silencios. No vale eso de quedarse callado hasta que te pregunten, pero tampoco hay que interrumpir a todos los compañeros y erigirse en el gran protagonista de la entrevista. También es importante dominar el lenguaje no verbal, ya que muchas veces aunque tus palabras digan una cosa tu cuerpo puede decir todo lo contrario, y es uno de los aspectos más controlados por los reclutadores.

Prepararse una entrevista en grupo nunca es fácil, más si los reclutadores quieren saber nuestra reacción ante las sorpresas y no nos avisan de que nos harán este tipo de entrevista; pero como os decimos siempre antes de ir a la entrevista conviene hacer una pequeña investigación sobre la empresa, su sector, etc. y sobre qué podemos aportar para que no nos pillen descolocados en ningún momento.

Más información: InfoEmpleo, La Información

Foto: © baranq

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...