Carta de cambio de puesto de trabajo

En este post analizamos los aspectos clave que no pueden faltar en una carta en la que solicitemos a nuestros superiores un cambio de empleo.

Normalmente las empresas son las que obligan a sus empleados a cambiar de cargo, división, ciudad, etc.; pero también podemos encontrarnos con el caso contrario, es decir, un trabajador que quiere cambiar de puesto de trabajo. Pueden haber miles de razones, como la conciliación de la vida laboral y familiar, la adquisición de nueva formación, aspirar a un puesto superior… En todos estos casos, la mejor forma de dirigir nuestra petición a los responsables de la empresa es una carta formal.

Antes de ponernos manos a la obra con el texto, debemos dedicar unos minutos al encabezado de la carta. En él es esencial que aparezcan nuestro nombre, cargo, dirección, número de teléfono y el correo electrónico corporativo. Debajo de ello es importantísimo que pongamos la fecha, además del nombre de nuestro empleador y de su cargo, el de la empresa y su dirección.

Como no podría ser de otra forma, dividiremos nuestra carta en tres partes. La primera será introductoria, en la segunda expondremos nuestra propuesta y en la última propondremos un encuentro para resolver nuestra demanda y nos despediremos del jefe. El párrafo introductorio debería comenzar con un saludo formal, estilo “Estimado señor García”; y en él debemos hablar de lo que hemos disfrutado de nuestro cargo en la empresa y añadir que estaríamos interesados en un cambio de trabajo.

Para la segunda parte de la petición quedan los motivos que nos llevan a solicitar el cambio de trabajo. Sean profesionales o personales, es muy importante mantener una actitud positiva y redactar la carta en un tono respetuoso. No está de más indicar alguno de nuestros mejores logros para que el empleador recuerde nuestro valor para la empresa; y podemos acabar esta parte enumerando los beneficios que podría tener el cambio de empleo tanto para nosotros como para la propia compañía.

Llegados a este punto, es el momento de proponer a nuestro empleador como resolver nuestra propuesta. Podemos sugerirle que nos llame por teléfono o intentar concertar una reunión en persona con él. A la hora de despedirnos no debemos olvidarnos de agradecerle su tiempo y su consideración por tener en cuenta nuestra petición. Para el cierre, podemos utilizar un “sinceramente” antes de firmar.

Si buscamos en internet, no nos costará nada encontrar ejemplos de carta de cambio de trabajo. Desde Buscar Empleo os dejamos os dejamos estos dos modelos, a los que podemos añadir alguno de los elementos que hemos visto anteriormente.

Foto: Madalena Pestana

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...