Características de una carta formal

Una carta formal debe ser breve y concisa, y estar bien estructurada. Utilizaremos un folio en blanco y evitaremos el uso de colores, dibujos o adornos.

Hay muchas situaciones en las que nos veremos obligados a redactar una carta formal. Si estamos interesados en cursar un master o un postgrado, es fácil que nos pidan una carta de motivación en la que expliquemos por qué queremos cursar esos estudios; para realizar propuestas o peticiones como un aumento de sueldo a nuestros superiores, en el caso que deseemos abandonar voluntariamente la empresa en la que estamos trabajando, a la hora de escribir una carta de motivación para hacernos con un empleo…

Lo primero de todo es tener claro las tres partes en que debe dividirse una carta formal:

  • Encabezado. En esta parte no pueden faltar, por este orden, el lugar y la fecha en que escribimos, que da sensación de actualidad; el asunto, en el que indicamos a nuestro destinatario el motivo por el que la escribimos; y el destinatario. Aquí hay que indicar su nombre completo, su tratamiento (señor/a, doctor/a, profesor/a…) y su puesto; evitando dirigirla a entes abstractos como el “directo de…” o “responsable de…”
  • Cuerpo. Es la parte más importante de la carta, ya que en ella debemos exponer el motivo por el que al escribimos. Cambiará según nuestra finalidad; en Buscar Empleo ya hemos visto como debe ser una carta para cambiar de trabajo o una carta de motivación.
  • Despedida. En el último párrafo podemos resumir brevemente nuestra petición, y acabaremos con la carta con una frase amable. Después de firmarla, podemos incluir una posdata (P.D.) para incidir en algo, destacar algún olvido o añadir alguna cosa más.

Ya hemos visto el contenido de la carta formal, pero aún nos falta saber sus características. La primera condición debe ser que, como indica su nombre, utilicemos un lenguaje formal, por lo que tendremos que dirigirnos de usted a nuestro receptor, evitando vulgarismos o palabras coloquiales. El tono debe ser serio y respetuoso, y sobra decir que debemos poner especia énfasis en la ortografía, repasando la carta varias veces al acabarla para evitar errores.

También es muy importante la presentación. Debe ser una carta corta, clara y precisa, pero que intente dar una información precisa. Debemos escribir hacia el margen izquierdo, respetando los espacios que separan las líneas de la carta y con los tamaños y formas básicas de respeto, es decir, sin utilizar colores, dibujos o cualquier tipo de adorno.

Ahora que ya sabemos cómo escribir una carta formal, solo nos falta poner en práctica todos estos consejos siempre que nos sea necesario.

Foto: followtheseinstructions

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...