Aprende a identificar a un seleccionador poco profesional en una entrevista de trabajo

Una breve guía para aprender a identificar a los malos seleccionadores en una entrevista laboral

Cuando escucho todas esas historias nefastas relacionadas a las entrevistas, y de cómo se comportan o actúan algunos seleccionadores.

No puedo más que pensar en el daño que algunos incapaces le hacen a la profesión. Más que nada porque sé (por experiencia), que todas estas historias se difunden más rápidamente que las que pudieron haber tenido un final “feliz”.

Es bien sabido que el sentimiento general de los candidatos hacia los seleccionadores es una combinación de ira, miedo y predisposición en la mayoría de los casos; por lo que no son precisamente las personas “más queridas” durante un proceso de selección… Sobre todo, por aquellos postulantes que  finalmente son descartados…


Pero incluso los que superan la prueba y son elegidos mantienen malos recuerdos de la experiencia, debido a que los procesos de reclutamiento y selección están llenos de tensión e incertidumbre.

Particularmente he estado en muchas entrevistas de lado y lado, y he experimentado ambos sentimientos, por lo que respeto por igual a las dos partes involucradas.

Por eso puedo decir con propiedad, que la mejor manera de juzgar a un reclutador, es haber trabajado con ellos (como uno más) durante un proceso de selección.

No obstante, esta vez me voy a colocar del lado del candidato (la parte más débil del proceso), para darle algunas pistas de “cómo poder identificar a un seleccionador poco profesional”:

1.- No apagan el móvil antes de entrar en la entrevista.
2.- Han llegado tarde o te han hecho esperar.
3.- Solicitan información personal que no es pertinente para el puesto.
4.- Solicitan tus aspiraciones salariales desde el principio.
5.- No tienen idea de tu perfil, pues no han leído tu CV hasta ese momento.
6.- Solicitan los nombres de tus antiguos o actuales jefes.
7.- No te proporcionan una descripción del puesto a cubrir.
8.- Están mirando el reloj constantemente.

Podría continuar enumerándolas… Pero no las colocaré todas, para que los que quieran, puedan seguir con la lista aportando experiencias en este sentido.

Y si estás por ir a una entrevista de trabajo, recuerda que también tienes derecho a hacerle las siguientes preguntas al seleccionador:

– ¿Has trabajado en nombre de esta compañía antes o es la primera vez?
Si es positiva ¿Qué tipo de búsquedas?
– ¿Me permite ver la descripción del puesto del que hablamos?
– ¿Cuál es el nombre de la empresa contratante?
– ¿Quién es su contacto en esa empresa? (Si no te da el nombre, al menos que te dé el cargo).
– ¿Qué parte de mi experiencia le indica que puedo optar por el puesto?

Hacer este tipo de preguntas, le indica al seleccionador de que estás interesado tanto en el puesto como en tu porvenir.

Nota final: Si no estás satisfecho con las respuestas que recibes de tu interlocutor durante la entrevista, o si el entrevistador se comporta de forma agresiva… siempre tienes la opción de levantarte y marcharte.

Pero nunca lo hagas sin antes sopesar: que, aunque tengas enfrente a un mal seleccionador, esto no significa siempre de que se trata de una mala oportunidad de empleo, así que usa tu sentido común y decide en consecuencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...