Alternativas al trabajo permanente

Si no encuentras el trabajo que soñabas, aquí te presentamos otras 4 posibilidades para conseguir ingresos con alternativas de trabajo.

El empleo en España se encuentra atravesando uno de sus momentos más duros y es muy difícil conseguir empleo, incluso cuando la formación y capacitación se suman a un excelente currículum, referencias laborales y la edad perfecta para aspirar a un puesto.

Sin embargo y hasta tanto el mercado laboral español se repone es importante conocer diferentes alternativas al empleo que cualquiera de nosotros quisiera: Permanente y Full time.

Existen muchas otras variables a un trabajo de jornada completa que pueden ayudarte a mantenerte activo y con ingresos en este momento tan difícil en que los despidos y la carencia de vacantes son moneda corriente.

Las alternativas a un trabajo de tiempo completo permanente incluye el trabajo a tiempo parcial con contrato de trabajo y todo, pero todavía hay otras opciones que puedes explorar y ver lo que mejor se adapte a tí.

El empleo como aprendices o pasantes

Si eres joven, acabas de graduarte y no consigues empleo, una posibilidad es la de emplearte como aprendiz o estudiante en prácticas; ciertamente puede que no te de los ingresos que desees pero te dará bagaje profesional, te mantendrá en el mercado y bien conectado dentro de una empresa que, cuando revierta su situación económica no dudará en contratarte a cambio del sacrificio que has hecho.

Por otro lado, este tipo de empleo es muy conveniente para adquirir formación en el área de especialización en los puestos de trabajo en que puedes emplearte más adelante.

Independientes – Freelancers

Tus habilidades y talentos pueden servirte para trabajar por tu cuenta desde donde tu desees. Existen muchas webs que ofrecen herramientas para este tipo de trabajo pero lo primero que debes saber es si lo tomarás como un empleo a corto o largo plazo, pues ello puede cambiar tu estrategia.

Si lo encararás a largo plazo, necesitarás construir una reputación y credibilidad antes de «poder vivir» siendo independiente. De lo contrario, si es sólo para atravesar malos momentos, puedes buscar en los muchos sitios de ofertas de empleo freelance para conseguir una entrada de dinero temporal.

Pequeñas oportunidades de negocio

La economía está mala, es verdad, pero no por eso es un mal momento para comenzar un negocio propio, el mundo sigue girando y la gente continúa necesitando soluciones a sus problemas.

De manera que, si tienes una solución que ofrecer para satisfacer necesidades, ya sea con un producto o servicio, tienes la posibilidad de desarrollar un negocio del cual obtener buenos resultados.

Muchas veces hacemos lo que hemos estado haciendo anteriormente o nos abocamos a buscar un empleo de aquello en lo que fuimos formados, pero en ocasiones de despido o falta de empleo, es necesario conseguir sustento económico y, en ocasiones, es necesario reinventarse laboral o profesionalmente.

Franquicias

Es durante estas épocas malas que las franquicias pueden volverse más accesibles, pues las empresas que las comercializan siguen teniendo necesidades de expansión y no perderán la oportunidad de que tú les ayudes en su misión.

Investiga y evalúa tu situación financiera antes de entrar en el mercado de las franquicias. Consulta si puedes recibir financiación para la inversión inicial, calcula los gastos de funcionamiento y tu capacidad de compromiso con el negocio en el largo plazo.

Fotografía: Enrique Olivar en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...