Trucos para conseguir trabajo después de los 55

Los trabajadores mayores de 55 años encuentran dificultad a la hora de buscar empleo pues su experiencia laboral es subyugada por los prejuicios de su probable falta de rendimiento, de habilidades informáticas y proactividad. Aprende cuatro trucos para ser el mejor candidato y superar, incluso, a los candidatos más jóvenes.

Trabajadores senior

Independientemente de los beneficios que ofrecen a sus empleadores los trabajadores maduros, la discriminación de la que son víctima toda vez que se encuentran buscando trabajo puede depararles varios años de búsqueda laboral sólo para volver a emplearse en el área que ya dominan.

La búsqueda se puede alargar todavía más si lo que pretende el trabajador maduro es conseguir un giro en su carrera profesional ya que muchos empleadores se resisten a ofrecer sus empresas para una prueba experimental de este tipo.

Pero las razones de la discriminación de que son víctimas las personas mayores de 55 años pueden ser combatidas con unas técnicas simples que permitirán demostrar al entrevistador / empleador que la edad sólo es sinónimo de experiencia y no de baja performance.


  • 1. El nivel de energía.

Incluso si usted es un trabajador maduro, es importante mantener un alto nivel de vitalidad y un óptimo manejo de la energía con proyección real de la misma. Esto permite asumir proyectos desafiantes, mantenerse al día con el rápido ritmo de los negocios, y hacer las cosas de manera eficiente.

Cuando un empleador ve un trabajador vital, proactivo, inquieto que se presenta temprano y pasa el día entero moviéndose y trabajando duro, no le importará la edad.

  • 2. Habilidades tecnológicas.

Como candidato de mayor edad es evidente que no haz crecido y desarrollado en la era del ordenador, pero es fundamental que aprender y practicar habilidades tecnológicas.

Los empleadores son mucho más propensos a contratar a trabajadores de más edad que pueden demostrar sus habilidades en computación y poseer un nivel de comodidad con la tecnología en general.

Esta es una gran manera de competir eficazmente con los candidatos más jóvenes.

  • 3. Imagen personal.

Siempre es importante causar una gran impresión, y esto es especialmente cierto cuando el trabajador maduro está buscando un trabajo. Presta mucha atención a su apariencia. Puedes hacer una impresión más positiva mediante la actualización de tu peinado, gafas, ropa y muchos otros atributos personales. Tu vestuario también puede necesitar un “cambio de imagen” para parecer más elegante, o comprar un gafas nuevas como las que puedes encontrar en mister spex que te den un aire más "juvenil" y activo.

  • 4. La cultura de la empresa.

Realiza una investigación de la cultura de la empresa de tu posible empleador y evita postularte en aquellas donde es evidente que todos los trabajadores tienen entre 20 y 30 años de edad, pues es probable que se trate de una empresa que no pueda o no quiera contratar a un candidato de mayor edad como tú.

Por otro lado, hay empresas que tienen la reputación de atraer y contratar a trabajadores de más edad y es porque les gusta tener “supervisión de un adulto”, razón por la cual están dispuestas a pagar una prima para sus mayores niveles de experiencia y sabiduría.

Finalmente, recuerda que no puedes cambiar tu edad cronológica, así que no pierdas la energía mental pensando en ello.

Los trabajadores de edad que comprenden que la madurez y la experiencia son activos importantes logran encontrar trabajos a largo plazo y destacarse en ellos.

Fotografía: Army.mil

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...