Energía renovable: La profesión con futuro

El cambio climatológico y el mal uso de las energías, sitúa al mundo en la necesidad de recurrir a opciones más sanas en cuanto al uso de las fuentes. Es por esto que la obtención de energia solar fotovoltaica es la herramienta más usada, que intenta tomar terreno en todo el planeta.

La situación mundial a nivel ecológico es un tema que nos preocupa a todos, pero es difícil saber qué hacer para marcar una diferencia que pueda resultar realmente significativa. Una cuestión que sin dudas predomina en este ámbito, es la energía y la desvalorización de la misma, es por esto que es preciso tomar conciencia de las posibles consecuencias del agotamiento de estas energías. La apuesta para mejorar la situación, es la utilización de las energías renovables como futuro del planeta. Los recursos se acaban y la necesidad de energía es continua, ante una demanda constante y una oferta limitada, resulta indispensable la utilización del sol, que es una sabia solución de la que España ha comenzado a implementar con un alto grado de conciencia.

Ante una urgencia declarada, la empresa Master-D, dedicada a la formación a distancia, se vinculó con la Asociación de Industria Fotovoltaica (ASIF), para avanzar en el campo de las energías limpias frente a los recursos tradicionalmente usados. Cabe destacar que ASIF es la asociación estatal de referencia de la energía solar fotovoltaica en España, que se integra por más de 450 empresas y entidades de toda la cadena de la tecnología, con una representación que prácticamente totaliza en los sectores referidos a promotores, consultores, ingenierías, fabricantes de módulos y componentes, distribuidores, instaladores, centros tecnológicos, y formativos, aseguradoras y empresas de seguridad.

Para hablar del tema, es necesario saber de qué se trata la energía fotovoltaica. En pocas palabras, esta energía solar es una forma de obtención de energía eléctrica a través de paneles, denominados fotovoltaicos. Cada uno de estos módulos o colectores de energía, se integran por dispositivos semiconductores que, reciben la radiación proveniente del sol, se excitan y provocan saltos eléctricos, generando una pequeña diferencia de potencia en sus extremos. El acoplamiento de estos saltos situados en serie permite la obtención de voltajes mayores que logran tener la capacidad para dar alimento a dispositivos eléctricos pequeños.

Cuanto mayor se la escala, también mayor será la corriente eléctrica, entonces, en una proporción superior, tranquilamente se podrá transformar en corriente alterna e inyectar en la red eléctrica. Eta resulta ser una opción muy rentable, económicamente hablando, ya que el dinero ahorrado en energía eléctrica será contundente.
Son muchos los países que tomaron conciencia y decidieron adoptar esta fuente de energía alternativa para el alimento de sus aparatos. En el caso de Alemania, actualmente se ha convertido en el segundo productor mundial de energía solar fotovoltaica, tras Japón, con cerca de 5 millones de metros cuadrados de colectores de sol, aunque sólo representa el 0,03% de su producción energética total. El ritmo mundial de la venta de paneles fotovoltaicos se incrementó en un 20% anual en la década del noventa. En el caso de la Unión Europea, el crecimiento anual responde al 30%, y en Alemania ya se cuenta con el 80% de la potencia instalada.



En el caso de España, junto con el interés por el planeta y la preocupación por el agotamiento de la energía, también se registró un crecimiento que está avanzando paulatinamente. ASIF estima que, considerando la potencia fotovoltaica conectada a la red y la destinada a sistemas aislados, la potencia acumulada en 2007 alcanzó los 593 MW. Según las aproximaciones, aún provisionales de la CNE, el año pasado concluyó con unos 569 MW de potencia equivalente conectados la red eléctrica, lo que se traduce un incremento del 440% sobre el año anterior, en el que se conectaron 97 MW. Aún así, todavía queda mucho por hacer para la incentivación al uso y a la ejecución definitiva, ya que si bien en un paso muy grande, sólo aporta alrededor del 0,05% de las necesidades energéticas del país.

La inversión que requiere la implementación de esta nueva tecnología en España alcanzó durante el año pasado un volumen de 7.750 millones de euros. En el estado inicial, la puesta en marcha exige el proyecto de un capital atraído por el sector que alcanza los 5.000 millones de Euros, que son distribuidos teniendo en cuenta la construcción de plantas de producción eléctricas, las nuevas factorías industriales de fabricación de equipos y la evolución de la Bolsa de las empresas al sector.


Para tener una noción de la socialización que atraviesa la propuesta de instalación de este tipo de energía, es interesante conocer un dato suministrado por la Comisión Nacional de Energía, el cual indica que más de 15.200 personas son titulares de una instalación fotovoltaica. Esta es una clara denotación del interés por el planeta y la estandarización de la energía a nivel social.

En lo respectivo a la industria laboral, cabe destacar que la energía fotovoltaica es uno de los principales yacimientos de empleo asociados a las tecnologías renovables. Según datos elaborados por ASIF, se puede afirmar que la fotovoltaica ya ha generado 23.000 empleos entre puestos directos e indirectos. Por su parte, las Comisiones Obreras consideran que el número final de personas empleadas con relación a esta industria, se eleva a la cifra de 26.000 empleos directos.

La formación específica es en este campo es una puerta abierta a este sector laboral que crece a un ritmo constante y que cada día necesita más profesionales. Formase como uno de estos profesionales en el área, es sin dudas una oportunidad en el presente y una apuesta a futuro. Ya que de la mano con el cambio climático y el mal uso de las energías no renovables, será indispensable la implementación definitiva de la energía fotovoltaica que permita disfrutar de las comodidades diarias sin perjudicar el medio ambiente, es por esto que una capacitación orientada a manejar todos los aspectos referidos a la puesta en marcha de esta opción de vida, es una manera de adelantarse y estar preparado para, en un lapso breve de tiempo, tener una profesión de gran importancia y requerida.

Fuente y más información en el blog de Master-D.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...